Facebook Twitter Google +1     Admin

EL ESTADO COMUNAL, UNA REALIDAD REVOLUCIONARIA PENDIENTE

20141106200843-atencion.jpg

 

El Comandante Hugo Chávez, reflexionando sobre el avance del proceso de constitución de las comunas en Venezuela como nueva realidad de la transformación política, social, cultural y económica a la cual debieran sumarse todos los revolucionarios y chavistas del país, indistintamente de su posición jerárquica y de su capacidad intelectual, expresó con cierta dureza a sus ministros el 20 de octubre de 2012: “Creo que tenemos unos nuevos códigos; creo que tenemos una nueva arquitectura legal, jurídica, empezando por la Constitución; tenemos leyes de consejos comunales, leyes de comunas, economía comunal, las leyes de los distritos motores de desarrollo; pero no le hacemos caso a ninguna de esas leyes; nosotros, que somos los primeros responsables de su cumplimiento Yo espero ver respuestas a estas reflexiones y a esta autocrítica pública que estoy haciendo.” Este ejercicio frontal de crítica y autocrítica revolucionaria del Comandante Chávez sólo tuvo un eco en los sectores populares, siendo un simple saludo a la bandera para quienes ostentan cargos gubernamentales y partidistas, quedando todo en una aspiración inconclusa. Sin embargo, las palabras de Chávez aún resuenan entre aquellos revolucionarios y chavistas que no claudican, a pesar de los múltiples obstáculos y adversidades que enfrentan en su empeño por hacer realidad los cambios y las condiciones que servirán de fundamentos para la construcción revolucionaria y socialista del Estado Comunal que regiría Venezuela en los próximos años.

Teniendo en cuenta la vigencia de las Leyes del Poder Popular, las cuales comprenden la Ley Orgánica del Poder Popular, la Ley Orgánica de Comuna, la Ley Orgánica de Contraloría Social, la Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal y la Ley Orgánica de Planificación Pública y Popular, además de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que consagra el ejercicio pleno de la democracia participativa y protagónica por parte del pueblo organizado, es de comprenderse la indignación de Chávez, puesto que su aplicación es muchas veces saboteada por aquellos que dicen responder a la voluntad del poder popular, cuestión que ha dificultado sumamente que éste último pueda asumir el protagonismo que le corresponde y, en consecuencia, convertirse en el artífice de la nueva realidad por construirse en el país. Aun así, existen organizaciones e individualidades revolucionarias y chavistas que pugnan por llevar a cabo este importante cometido, tomando en sus manos el legado del Comandante Chávez.  

Convencidos de su tarea revolucionaria, estas organizaciones e individualidades chavistas y revolucionarias han delineado lo que serían los rasgos distintivos del Estado Comunal: 1.- El poder es ejercido directamente por el pueblo (Democracia directa). 2.- Conformación de un modelo económico de propiedad social y  de desarrollo endógeno sustentable (Bien común). 3.- La célula fundamental de conformación del Estado Comunal es la comuna (Transformación estructural del Estado). Su puesta en práctica, indudablemente, supone una confrontación con el viejo modelo civilizatorio existente; de ello dependerá que continúe y se fortalezca el proceso revolucionario bolivariano socialista en Venezuela para ejemplo de los pueblos de nuestra América y del mundo.-

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris