Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2014.

“LA REVOLUCIÓN NO SE LLEVA EN LOS LABIOS”

20141009034547-che-discurso.jpg

El Che siempre resulta adecuado cuando se trata de hablar de la revolución socialista. Sus escritos son resultado de sus propias experiencias y reflexiones, sobre todo de aquellas que compartiera con Fidel y el pueblo de Cuba -en la Sierra Maestra y luego al conformarse el nuevo gobierno revolucionario que sacudió las conciencias adormecidas de nuestra América-, enfrentando al más poderoso imperio que la historia haya jamás conocido: Estados Unidos. A la par de ello, su ejemplo de combatiente guerrillero, internacionalista y antiimperialista, sigue más vigente que nunca, cuestión que no han podido minimizar ni deslucir las más enconadas campañas mediáticas orquestadas desde la contrarrevolución para hacer del Che Guevara una imagen inocua que bien puede lucirse en una camiseta sin alterar nunca el statu quo.

Pese a los años, Che enriquece esa búsqueda constante por acceder a un mejor modo de vida bajo los ideales revolucionarios del socialismo. Lo que escribiera en su época sirve de brújula para sortear algunos obstáculos que puedan presentarse en cualquier latitud del planeta durante el período de la construcción de la transición hacia el socialismo, tomando en cuenta que algunas de sus advertencias respecto al mismo (negadas desde la ortodoxia marxista-leninista) se verificaron una vez producida la implosión de la Unión Soviética y del bloque de repúblicas bajo su hegemonía política. De ahí el interés desatado por muchos revolucionarios en torno a sus observaciones críticas en relación al modelo económico implantado en la URSS y el que debía construirse en Cuba considerando sus especificidades, sin calcos automáticos que hicieran de camisas de fuerzas.  

Pero lo más relevante del Che Guevara quizás sea su posición en cuanto a la nueva moral de la cual debían ser modelos los revolucionarios. Según él, “La revolución no se lleva en los labios para vivir de ella, se lleva en el corazón para morir por ella”. Frase ésta que ha tenido una gran difusión hasta ahora en todo el mundo, sobre todo en nuestra América, sirviendo para descubrir a los oportunistas y reformistas que desnaturalizan los objetivos primordiales de la revolución a su favor, traicionando la confianza puesta en ellos por los sectores populares. Además de esto, también ha servido para concitar a muchos revolucionarios a mantenerse firmes en sus convicciones, independientemente de las circunstancias amargas que pudieran vivir en medio de la lucha revolucionaria por la conquista del poder y la emancipación integral de nuestros pueblos. Con esta ideología hecha carne y hueso en sí mismo, el Che Guevara es uno de los revolucionarios teóricos más auténticos y completos de quien pudiéramos obtener enseñanzas permanentes. Como complemento, igualmente pudiéramos citar de él: “nosotros no podemos ser hijos de la práctica absoluta, hay una teoría; que nosotros tengamos algunas fallas, algunos motivos de discusión de algunos de los aspectos de la teoría, bueno, pues, perfecto, para poder hacer eso hay que conocer aunque sea un poquito de teoría. Ahora, inventar la teoría totalmente a base de la acción, solamente eso, es un disparate, con eso no se llega a nada…”  No podría ser menos el Che: hombre de acción y de pensamiento en función de la construcción de la sociedad socialista y de la humanidad nueva.-

Etiquetas: , , , , , , ,

08/10/2014 22:44 Homar Garcés #RyS. TEMAS SOCIALISTAS No hay comentarios. Comentar.

TRIUNFO DE VENEZUELA EN LA ONU: BOLIVARIANISMO CONTRA DOCTRINA MONROE

20141019182956-venezuela-vs.-usa.jpg

Los 181 votos a favor que permitieron que la República Bolivariana de Venezuela fuera elegida para ocupar un puesto como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU representan un triunfo para nuestro país a pesar de las matrices de opinión que tratan de imponer una mala imagen del gobierno nacional y de lo que es el proceso revolucionario bolivariano. Asimismo, debe entenderse que ello es una contundente respuesta del conjunto de 181 países de los 193 que participan en la Asamblea General de las Naciones Unidas contraria a la política agresiva e imperialista de Estados Unidos y de sus aliados europeos, quienes se han encargado de delinear situaciones que van en contra de los postulados fundamentales del derecho internacional y de la propia ONU, socavando así la estabilidad de la paz mundial para satisfacer sus intereses y amenazando con desatar una guerra mundial de consecuencias impredecibles para toda la humanidad.

Por otra parte, puede afirmarse que tal triunfo es un reconocimiento a la política exterior venezolana, la cual se ha caracterizado por fomentar un proceso de integración y de cooperación con las naciones de nuestra América y del Caribe, siguiendo la doctrina iniciada por el Libertador Simón Bolívar, todo ello concretado en la creación de organismos multilaterales como la CELAC y UNASUR que han frenado hasta ahora las apetencias neocoloniales estadounidenses en nuestro continente. Esto, por supuesto, hará que el gobierno de Barack Obama continúe estimulando las acciones desestabilizadoras de la oposición en este país, tomando en cuenta que Evo Morales fuera ratificado como Presidente de Bolivia para un nuevo período, cuestión que habla mucho de una irreversibilidad de los cambios producidos en las últimas décadas en nuestra región, teniendo como ejemplo a lo iniciado en Venezuela por el Comandante Hugo Chávez. Es, innegablemente, un enfrentamiento ideológico entre el bolivarianismo que repotenció brillantemente el Presidente Chávez y la doctrina Monroe mediante la que pretende el imperialismo gringo justificar su vieja ambición de apoderarse de toda nuestra América, convirtiéndola en un apéndice de su territorio.

También cabe decir que este triunfo diplomático de Venezuela constituye una derrota para quienes, por más de una década, han difundido la idea que ésta se halla aislada internacionalmente, producto supuestamente de la continua violación de los derechos humanos de gente de la oposición que es perseguida, torturada y encarcelada sin ningún procedimiento legal. El hecho es que esta elección de Venezuela al Consejo de Seguridad de la ONU pone en evidencia que esto es totalmente falso, así la oposición y el Departamento de Estado de Estados Unidos inunden las redes sociales y los diferentes medios de información con mentiras que se caen por su propio peso.-

 

Etiquetas: , , , ,

19/10/2014 13:29 Homar Garcés #RyS. TEMAS ANTIIMPERIALISTAS No hay comentarios. Comentar.

¿CON QUÉ CUENTA LA OPOSICIÓN?

20141019183800-infografaa-web-600x400.jpg-1718483346.jpg

            En su terquedad para derrotar y derogar todo lo hecho por el proceso revolucionario bolivariano socialista, la oposición ha ideado una y otra fórmula a lo largo de quince años, tropezando siempre con el fracaso. Sin embargo, esto no amilana sus intenciones, contando con el auxilio siempre a la mano de representantes de la extrema derecha internacional y -cosa nada rara- del imperialismo yanqui. Para la contrarrevolución resulta más efectivo que dicha situación sea permanente, con sus altibajos, de manera que el gobierno venezolano tenga que ocuparse de ella mientras la población chavista -a pesar de conocer lo que debe hacer para expandir los logros revolucionarios- tiene que lidiar con los problemas estructurales generados por el sistema capitalista impuesto en el país, de tal suerte que la mayoría de las veces tiene que confrontar a una dirigencia y a un funcionariado sólo ocupados en su propio bienestar. Esto último pareciera constituir la baraja de triunfo de los grupos opositores, apostando éstos a que ello cause un mayor descontento del existente entre los sectores populares, quienes se verían defraudados y dispuestos a emitir un voto masivamente contrario a la continuidad del proceso revolucionario bolivariano socialista, tal como se estilaba en el escenario electoral antes de la victoria de Hugo Chávez en 1998.

            No obstante, hay que considerar que, aun con las fallas presentes en la gestión gubernamental en sus diferentes niveles, un amplio segmento de la población sigue respaldando el proyecto político diseñado por el Comandante Chávez, lo que hace ilusoria cualquier tentativa de parte de la contrarrevolución para acabar con el mismo. Esta feliz circunstancia choca con los intereses de un estamento político que también maniobra con todos los recursos a su alcance para impedir que la revolución bolivariana sea una realidad cotidiana, sobre todo en lo que respecta a la organización del poder popular por medio de las comunas, cuestión que coloca a las bases chavistas entre dos aguas, por lo que estarían obligadas a definir su rol revolucionario, a pesar de todos los obstáculos con que puedan tropezar debido a unos u otros, “chavistas” u opositores.

            Ahora la oposición pretende, una vez más, conseguir unas elecciones presidenciales anticipadas, por lo que su anuncio de recolectar firmas para lograr la convocatoria a una nueva asamblea nacional constituyente representaría un primer paso en esta dirección, lo cual serviría de excusa para provocar mayores disturbios callejeros al no ver satisfecho su objetivo, ya sea porque el Consejo Nacional Electoral no reconozca la validez de dicha convocatoria o porque, sencillamente, no alcance el resultado electoral esperado. ¿Con qué contaría entonces la oposición? Inevitablemente habría que suponer que con una agenda extraconstitucional, acelerando las condiciones de ingobernabilidad en Venezuela que harían desear un cambio para conjurarlas, si antes las fuerzas revolucionarias no saben interpretar el momento histórico en que se halla este país y actúan en consecuencia para hacer la revolución popular y socialista que se procura.-  

 

Etiquetas: , , , , ,

19/10/2014 13:38 Homar Garcés #RyS. LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA No hay comentarios. Comentar.

EL RESPETO A LA DIVERSIDAD DEL PENSAMIENTO CHAVISTA Y REVOLUCIONARIO

20141023220948-diversidad-humana-5269388.jpg

 

 

Tomando en consideración que han transcurrido quince años de haberse iniciado el proceso de cambios revolucionarios liderado por el Comandante Hugo Chávez es fundamental que se promueva la diversidad del pensamiento chavista y revolucionario como una manera de evitar que sigan suscitándose situaciones que atenten contra la continuidad del proyecto chavista en Venezuela y éste acabe por convertirse en una versión “modernizada” de lo hecho por adecos y copeyanos en el pasado. En este sentido, las distintas fuerzas revolucionarias debieran dar un paso adelante, despojándose de su carácter esencialmente electoralista, e iniciar un diagnóstico descarnado del momento histórico que vive Venezuela, entendiendo que de la fortaleza del proceso revolucionario bolivariano dependerá mucho de lo que se haga o se deje de hacer a nivel de nuestra América, especialmente en lo tocante a la lucha que aún se ha de librar contra el imperialismo yanqui en pro de la emancipación de nuestros pueblos latinoamericanos y caribeños.

Hay que conjugar nuestras acciones políticas con aquella afirmación del Comandante Chávez cuando exhortaba que el pensamiento crítico, para que lo fuera plenamente, tendría que convertirse en propuesta revolucionaria para la transformación socialista de la sociedad actual, lo que implica darle espacio a la confrontación de ideas entre revolucionarios y chavistas, de modo que dicha confrontación sea un hecho cotidiano y permita corregir las fallas y las desviaciones que pudieran detectarse respecto al avance, la continuidad y la consolidación del proceso revolucionario bolivariano socialista. No hay otro modo y esto debieran comprenderlo quienes se presentan como líderes y dirigentes del chavismo en todos sus niveles, sea partidista o de gobierno, puesto que los sectores opositores tratan de obtener espacios de apoyo entre los sectores populares a consecuencia de la ineficiencia y la corrupción administrativa que identifican a algunas instituciones públicas, a pesar de los reiterados llamados del Presidente Chávez en su momento y del Presidente Nicolás Maduro en la actualidad para que el poder popular active la contraloría social y se castigue oportunamente a los responsables.

Por tales motivos, los distintos factores revolucionarios y chavistas tienen que contribuir al fortalecimiento de la conciencia revolucionaria del pueblo mediante un programa permanente de debates y de formación teórica que le permita distinguir, en una primera instancia, cuáles son los verdaderos propósitos de la oposición y, en una segunda instancia, descubrir y execrar  a quienes, desde sus posiciones de dirección partidista y de gobierno, solamente están motivados por sus apetencias grupales y personalistas. Esto, por supuesto, no tendrá ningún apoyo de parte de estos últimos, sin embargo, es lo más inmediato y lo más práctico que pueden idear y ejecutar los revolucionarios y chavistas en beneficio del proceso revolucionario bolivariano socialista en nuestro país, impidiendo que el mismo acabe siendo más de lo mismo, es decir, que se restaure el pasado.-

Etiquetas: , , , , ,

23/10/2014 17:09 Homar Garcés #RyS. LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA No hay comentarios. Comentar.

LA LEALTAD REVOLUCIONARIA NO ES UNA LEALTAD A CIEGAS

20141026164502-8d.jpg

La lealtad revolucionaria no puede ni debe ser producto de la obtención o satisfacción particular de necesidades materiales, como siempre se acostumbró en el escenario político venezolano, sino que ella debe derivarse de la convicción y del compromiso de cada chavista y cada revolucionario de contribuir efectiva y permanentemente con el establecimiento de un nuevo modelo civilizatorio bajo los ideales del socialismo bolivariano. Entendida de esta forma, la lealtad revolucionaria será por tanto ajena a las imposiciones de una dirigencia sólo interesada en conservar a toda costa su estatus, por lo que no discriminaría los medios a su alcance para descalificar a quienes tienen la osadía de señalar sus errores, su ineficiencia y, lo que es peor, su falta de compromiso real para acometer los cambios que hagan posible la revolución, atendiendo a los reiterados llamados hechos en su momento por el Comandante y Presidente Hugo Chávez para configurar un nuevo Estado (esta vez de índole comunal) y se constituyera en toda su potencialidad creadora y re-creadora el poder popular.

Sin embargo, alguna dirigencia (incluida en ella aquellos que han tenido la “buena fortuna” de ser elegidos o llamados para ocupar cargos gubernamentales de cierta importancia en el ámbito nacional, regional o local) han convertido a la lealtad revolucionaria en una especie de exigencia que ha de cumplirse irrestrictamente, sin opinión propia y a ciegas, por parte de la militancia chavista, por lo que el ejercicio de la crítica y de la autocrítica que recomendara Chávez -salvo que implique elogios y ocultamiento de la realidad- no es permitida, a menos que se quiera merecer la descalificación de escuálido o, sencillamente, de contrarrevolucionario. Esto ha ocasionado que exista un creciente descontento entre muchos chavistas y revolucionarios, lo cual pudiera ser aprovechado oportunamente a su favor por la derecha que busca establecer cualquier circunstancia -inventada o real- para acabar con el proceso de cambios iniciado en 1999 en Venezuela. Tal cosa pareciera hacerse a propósito, dado que las bases chavistas, ya en tiempos de Chávez, así lo advirtieron en muchas oportunidades, a tal punto que un significativo porcentaje expresó su descontento y protesta mediante el voto en algunas de las últimas elecciones celebradas, permitiendo que los grupos opositores retomaran algunos espacios perdidos. De mantenerse inalterable dicha situación, aunada a la ineficiencia y a la corrupción de algunos funcionarios públicos que, prácticamente, se jactan de ello, confiados en que la ley nunca los alcanzará, no es descabellado vaticinar que los sectores contrarrevolucionarios pondrían en serio peligro la continuidad y avances del proceso revolucionario bolivariano socialista al no contar éste con un sólido bloque de apoyo popular. Al respecto, muchos chavistas y revolucionarios ya han alertado al Presidente Nicolás Maduro y a quienes le acompañan en el PSUV sobre lo que pudiera ocurrirle eventualmente al proceso revolucionario bolivariano socialista si no se corrigen a tiempo las inconsistencias, las debilidades y las incompetencias presentes en la gestión de gobierno.

Frente a semejante panorama no queda más que insistir, una vez más, en la necesidad de conformar, activar y movilizar a las diferentes organizaciones sociales que forman parte esencial del poder popular, como los consejos de trabajadores, las comunas y los consejos comunales. Asimismo, habría que fomentar espacios de discusión política y teórica que contribuyan al rearme ideológico de los sectores populares, incitándolos a la recuperación y superación del proyecto revolucionario bolivariano, de manera que éste sea guía constante de sus acciones revolucionarias y constituyentes.-       

Etiquetas: , , , , ,

26/10/2014 11:42 Homar Garcés #RyS. LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris