Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2015.

EL PRIMER ESCALÓN PARA LA TRANSFORMACIÓN DEL ESTADO

20150212151655-mural.jpg

A fin de darle una mayor consistencia al proceso de constitución de las comunas es imprescindible que las diferentes organizaciones populares se integren a ello de una manera conjunta, contando con el apoyo irrestricto de quienes se hallan al frente de las diferentes instituciones públicas. Algo que debe ser promovido con la convicción que ello es una tarea revolucionaria que no puede dejarse al azar ni en manos exclusivamente del gobierno sino que tiene llevarse a cabo con el propósito deliberado de profundizar el proceso revolucionario bolivariano socialista, teniendo en cuenta que las comunas pasarían a ser el primer escalón para la transformación estructural del actual Estado liberal-burgués.

Tal proceso requiere, por tanto, que todos los comprometidos en ello tienen que dotarse de una conciencia plenamente revolucionaria y socialista que impida la reproducción automática de los vicios burocráticos, representativos y clientelares que caracterizan todavía a la administración pública, los cuales son -a grandes rasgos- los obstáculos principales que dificultan la organización autónoma del poder popular. Por ello es básico que en el seno de las comunas se ejerza la democracia directa, de modo que éstas actúen de acuerdo a las particularidades del espacio geográfico que ocupan y a la idiosincrasia de sus habitantes, en un ejercicio de soberanía permanente. Así, las comunas se orientarían al logro efectivo de un sistema económico propio, endógeno y distinto al capitalismo, puesto que su objetivo máximo es el bien común, es decir, de toda la colectividad y no simplemente de una minoría dedicada a la obtención de ganancias, como lo establece la lógica del capital.

De ahí que sea preciso también determinar cuánto y cómo se ha realizado el proceso de conformación de las comunas. Esto permitiría evaluar de una manera imparcial si éstas responden efectivamente a un esquema socialista o si sus objetivos han sido distorsionados en función de otros intereses, lo que debiera ser parte, entonces, de un debate serio -impostergable- entre todos los factores revolucionarios y chavistas, separándolo del proselitismo político, de manera que sus acciones estén encaminadas a hacer irreversible el proceso revolucionario bolivariano socialista, tal como lo anticipara en su momento el Comandante Hugo Chávez.

En resumen, a pesar de la resistencia desplegada desde algunas instancias gubernamentales, chavistas y revolucionarios tienen que caracterizarse por hacer realidad la transición al socialismo bolivariano. Para que dicha empresa sea finalmente alcanzada, es necesario que la democracia directa comience a delinear lo que serán en lo adelante las nuevas relaciones de poder y, en consecuencia, el nuevo Estado revolucionario, diferenciándolo ampliamente del Estado burgués-liberal; configurando las comunas su primer escalón. -

Etiquetas: , , , , ,

12/02/2015 10:16 Homar Garcés #RyS. LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA No hay comentarios. Comentar.

¿CÓMO DEFENDER EL PROCESO REVOLUCIONARIO BOLIVARIANO SOCIALISTA?

20150212152531-images-7-.jpg

No es, ciertamente, contando con golpes de suerte para conjurar las amenazas y las pretensiones desestabilizadoras de la derecha como debiera "defenderse" el proceso revolucionario bolivariano en Venezuela. Quienes adopten esta posición acomodaticia, endilgándole toda la responsabilidad al gobierno nacional para actuar contundentemente frente a la estratagema opositora, le hacen un flaco servicio a la defensa y a la profundización del proceso revolucionario bolivariano socialista, demostrando con ello carecer de la suficiente claridad ideológica para entender a plenitud cuál habría de ser su papel en la actual coyuntura. Es momento de acabar con ese proceder reactivo que cada tanto se hace sentir cuando la oposición vuelve a sus andadas. Lo que se necesita es que los sectores populares sean movilizados en función de la construcción de un poder popular constituyente que termine por armar la estructura del nuevo Estado revolucionario y, en consecuencia, sea capaz de formar una sociedad y una economía de nuevo tipo bajo el ideario socialista bolivariano.

De esta forma, podrán reactivarse dinámicamente la participación y el protagonismo con que ha venido actuando el pueblo venezolano desde las elecciones presidenciales de 1998 y durante todo el mandato del Comandante Hugo Chávez, incluyendo las masivas movilizaciones en ocasión de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, la aprobación de la nueva Carta Magna y la derrota del golpe fascista empresarial de 2002. En relación a ello, es preciso que así lo entiendan los distintos factores revolucionarios y chavistas, estando dispuestos a cambiar radicalmente la visión electoralista que tienen del proceso revolucionario bolivariano socialista y planteándose, en consecuencia, un trabajo organizativo y reivindicativo que favorezca en todo instante esa participación y protagonismo populares, sin buscar tutelarlas del mismo modo clientelar y demagógico que en el pasado. Por lo tanto, es hora de rescatar la esencia del proyecto revolucionario bolivariano y no permitir que éste se pierda en medio de componendas político-partidistas que podrían desvirtuar por completo la orientación transformadora y refundadora del proyecto de la revolución bolivariana socialista en Venezuela.

Asimismo, en la era de la globalización del capitalismo corporativo encabezado por las transnacionales de Estados Unidos, no se puede desconocer que existen fuerzas contrarrevolucionarias dedicadas, dentro y fuera de Venezuela, a agudizar las condiciones críticas que sufren actualmente los venezolanos, por lo que se debe denunciar en todos sus detalles el plan orquestado y desarrollado por la oposición para ocasionar un caos económico en el país, lo que es acompañado desvergonzadamente por la corrupción impune de muchos funcionarios públicos, por lo que sería más que necesario la promoción permanente de la participación activa del pueblo organizado como contralor social como una de las maneras de defender el proceso revolucionario bolivariano socialista.

En esta coyuntura de guerra y de sabotaje económicos es necesario emprender una contraofensiva revolucionaria desde todos los frentes posibles y no quedarse a la espera de soluciones mágicas mientras los enemigos ideológicos del proceso revolucionario bolivariano socialista continúan fraguando sus acciones de perversión para acabar totalmente con cada una de las conquistas sociales, económicas, culturales y políticas que le han devuelto la dignidad y le han mejorado sustancialmente las condiciones materiales de vida al pueblo venezolano en general.-

Etiquetas: , , , , , ,

12/02/2015 10:25 Homar Garcés #RyS. LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA No hay comentarios. Comentar.

LA EXIGENCIA DE UN PROGRAMA SOCIALISTA DE TRANSICIÓN

20150212152951-un-mar-de-pueblo.png

Se deben convertir los problemas creados por la oposición en ventajas y actuar de acuerdo con lo que le es ventajoso a la marcha segura de la revolución bolivariana. Para esto se ha de hacer uso de una valoración adecuada de la coyuntura que se presente, tanto en el terreno político como en el terreno económico, sin olvidar que gracias a la toma de conciencia y a la masiva participación de los sectores populares se pudo derrotar exitosamente a las elites dominantes en la elecciones presidenciales de 1998 y al golpe fascista-empresarial del 11 de abril de 2002.

Por consiguiente, es asunto prioritario no confiar más con que el adversario dejará de atacar porque se le complazca en sus peticiones y aspiraciones inmediatas en materia económica sino más bien lograr que los mismos sectores populares que respaldaron ampliamente al Presidente Chávez durante todo su mandato recuperen por completo la esperanza en un destino mejor para todos y no sean víctimas de los dardos mediáticos opositores. Pero, sobre todo, no confiar excesivamente en que todo se reduce a preservar los espacios conquistados del poder constituido mediante la práctica del clientelismo político tradicional hasta el colmo de tratar a las personas como niños mimados que, de no ser consentidos en todos sus gustos, amenacen con cambiar la intención de voto y, de esta manera, calcular que sólo así será segura la obtención de más victorias electorales. Esto disminuye enormemente las potencialidades de los sectores populares para avanzar decididamente hacia la conquista del poder y convertirlo en poder ciudadano revolucionario, constituyente, de modo que el ejercicio de la democracia directa sea un hecho irreversible y sirva de vehículo idóneo para alcanzar finalmente la emancipación integral a que todos tenemos derecho. Además, esto supone disponer de la suficiente claridad político-ideológica para comprender cuáles son los pasos necesarios que aún han de darse en Venezuela para llegar a una revolución socialista efectiva.

Por otra parte, se hace vital la coherencia entre el discurso y la práctica revolucionaria. Aunque esto suene repetitivo no deja de tener plena vigencia si se considera que la patria bolivariana se halla en un momento histórico decisivo, especialmente cuando se plantea el reemplazo total y permanente del sistema capitalista por uno de carácter socialista. De igual modo, cabe preguntarse con absoluta franqueza si se está llevando a cabo una revolución social o, por el contrario, sólo se está embarcado en el logro de una simple reforma social, tal como fuera común en el pasado en Venezuela.

Por consiguiente, se requiere un programa socialista de transición bien definido y bien dirigido, contando para ello con verdaderos cuadros revolucionarios, extraídos principalmente de la clase trabajadora (tanto del campo como de la ciudad), capaces de protagonizar un proceso emancipatorio integral que tenga en perspectiva la transformación de las relaciones sociales de producción y la erradicación de la reproducción y la acumulación del capital. Dicho programa tendrá como centro fundamental la satisfacción de las necesidades reales de la población y la defensa del equilibrio ecológico, lo cual debe impulsar un cambio radical en la manera de concebir la sociedad y el mundo.

Asimismo, tiene que tomar en cuenta el enlace indisoluble que asumen, entre otras, las nociones de clase/género/etnia/colonialidad en la definición y en el desarrollo del proceso emancipatorio que tendrá lugar, sin duda, en Venezuela, por lo que será necesario trascender también los diferentes marcos referenciales existentes respecto a lo que habría de ser la revolución socialista. Cuestión esta última que exigiría de todo revolucionario comprometido a confrontar permanentemente su formación teórico-intelectual frente a la realidad revolucionaria que contribuye a construir, venciendo así, creativamente, todas las dificultades prácticas que puedan presentársele en cualquier momento.-

Etiquetas: , , , , , ,

12/02/2015 10:29 Homar Garcés #RyS. LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA No hay comentarios. Comentar.

EL 4-F NO ES UN SIMPLE ACONTECIMIENTO PARA RECORDAR

20150212153228-chavez.-4-f-3.jpg

La rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992 no es un acontecimiento cualquiera que se deba recordar sin tener en cuenta la relevancia histórica que el mismo reviste, aún más de la que puedan prestarle los chavistas en el presente, ya que no sólo sirvió para darle nuevas esperanzas al pueblo de Venezuela sino que le ha permitido a otros pueblos de América Latina y del mundo emprender sus propios procesos revolucionarios, siguiendo el ejemplo de lo hecho por el proceso revolucionario bolivariano socialista liderado por el Comandante Hugo Chávez Frías.

Ahora es cuando se manifiesta con más fuerza la vigencia de esta rebelión y el proyecto de transformación estructural que surge con ella, rompiendo radicalmente con ese pasado de pasividad y de invisibilización al que fueran condenados los sectores populares por las cúpulas corruptas, apátridas y antinacionales que gobernaron por más de cuatro décadas este país, beneficiándose ampliamente del manejo de la renta petrolera. Bajo su influjo, surgió una nueva realidad socio-política, con un poder popular organizado y una Constitución y unas leyes que les garantizan a todos los venezolanos una participación y un protagonismo que antes eran ámbito exclusivo de las clases dominantes.

Por supuesto, para los enemigos eternos de la revolución bolivariana el 4-F siempre representará una fecha nefasta para todos ellos, dado que fue el puntillazo que puso fin al pacto de Punto Fijo, lo que quedaría demostrado años más tarde con la elección del comandante Chávez como Presidente de Venezuela. No asimilan todavía el impacto producido en el espíritu rebelde del pueblo venezolano y, por ello mismo, no atinan en su estrategia conspirativa para convencerlo de sus "bondades democráticas", utilizando calumnias recurrentes, inspiradas y respaldadas al cien por ciento por el imperialismo yanqui, empeñado como está en lograr el control directo de la riqueza petrolera de este país.-

 

Etiquetas: , , , , , ,

12/02/2015 10:32 Homar Garcés #RyS. LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA No hay comentarios. Comentar.

VENEZUELA Y LA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD NACIONAL DE ESTADOS UNIDOS

20150212154058-yanosomostupatiotrasero.jpg

Es completamente inaceptable, desde todo punto de vista, que el gobierno de Estados Unidos pretenda imponer a Venezuela sus criterios imperialistas, tal como se desprende de la lectura del documento “Estrategia de Seguridad Nacional 2015″, emitido recientemente por la Casa Blanca. Con dicho documento, el gobierno estadounidense vuelve a inmiscuirse en los asuntos internos del país, buscando animar una vez más a los sectores reaccionarios de la oposición en sus propósitos de acabar con el gobierno nacional y el proceso revolucionario bolivariano.

Todo esto lo esconde el gobierno de Obama bajo un supuesto impulso “a los valores universales de democracia y derechos humanos”, además de “empoderar a futuros líderes” que sigan los dictados del imperialismo yanqui, abandonando toda noción de soberanía que entorpezca esta intención. Como se podrá deducir, nada de esto es simple coincidencia con lo adelantado por los grupos opositores en su sabotaje a la normalización del abastecimiento de productos a la población y menos cuando no disimulan su complacencia al ver cómo continúan formándose las colas en los establecimientos comerciales, esperando que todo esto desemboque en güarimbas y saqueos. De ahí que no sea exagerado advertir que se trata de desencadenar hechos de esta naturaleza en territorio venezolano, antes y durante las elecciones parlamentarias próximas, algo que ha sido calculado por la dirigencia opositora desde el año pasado, repitiendo el mismo esquema aplicado luego de las elecciones presidenciales y del Día de la Juventud, con sus secuelas de asesinatos de civiles y militares, destrucción de edificios públicos y violencia fascista.

Además, resulta bastante grotesco que Estados Unidos hable de riesgos a su seguridad nacional en un mundo inseguro cuando todo el mundo conoce que su injerencia en los asuntos de otros países es la causante directa de la violencia y destrucción que sufren estos países, especialmente en aquellos que poseen petróleo. Ahora buscan legitimar esta injerencia en Venezuela con la aplicación de sanciones a funcionarios del Estado y amenazas que van en contra del derecho internacional. Así, quienes se manifiestan entusiasmados por la posición estadounidense estarán entonces también de acuerdo en que se someta a Venezuela a la misma situación caótica de otras naciones como resultado de la política imperialista de la Casa Blanca. Con esto demuestra la oposición el nulo o escaso valor que le otorga a la soberanía nacional y al hecho que una mayoría de los venezolanos sigue respaldando al proceso revolucionario bolivariano socialista, a pesar de todo lo que han hecho para revertir esta realidad.-

Etiquetas: , , , , ,

12/02/2015 10:40 Homar Garcés #RyS. LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA No hay comentarios. Comentar.

EL DISFRAZ OPOSITOR Y LA PRIMERA LÍNEA DE COMBATE

20150213193850-lobo-1.jpg

La burguesía comercial y financiera parasitaria y especuladora del país disfraza sus intereses particulares de clase como ‘causa de todo el pueblo venezolano’, de modo que éste crea que sus principales representantes están dispuestos a compartir sus ganancias y, de ser gobierno, a hacer más equitativa la distribución de la renta petrolera.

De ahí que las manipulaciones, las mentiras y los engaños planificados por los grupos opositores deben desmontarse a través de una campaña informativa a ser desarrollada de modo conjunto e inmediato por las diversas organizaciones populares, revolucionarias y chavistas, puesto que toda la estrategia opositora está dirigida a producir la alteración del orden público, obligando al gobierno a ejecutar medidas represivas para acusarlo luego ante instancias internacionales de estar violando los derechos humanos. En relación a ello, las diversas autoridades del país debieran conformar la primera línea de combate en esta ofensiva opositora, que ya se hace permanente, poniendo en práctica todo aquello instruido por el Comandante Hugo Chávez para que el pueblo consciente y organizado se convierta en poder popular constituyente.

Por consiguiente, le corresponde a la dirigencia política del chavismo resaltar los intereses sociales, la emancipación integral y las luchas de clase de los sectores populares como principales elementos de su agenda de trabajo, con lo cual podría adelantarse mucho en el desarrollo y conquistas políticas, sociales y económicas del proceso revolucionario bolivariano socialista. Para que esto sea posible se impone romper con las barreras teóricas-intelectuales que imposibilitan una mejor comprensión de la coyuntura que se nos presenta actualmente en el país y de la necesidad de profundizar las condiciones que faciliten la transición hacia el socialismo bolivariano.

Por otra parte, en esta nueva coyuntura, caracterizada por un desabastecimiento, una especulación y un contrabando de productos que busca cercar económicamente a la población de menores recursos para que se genere la inestabilidad del país y, eventualmente, la caída del gobierno del Presidente Nicolás Maduro, nuestro pueblo debe darse perfecta cuenta que lo de la 'libertad, igualdad y democracia' no es algo que la oposición piense que sea aplicable para él. Todo el empeño de la oposición se limita al goce del poder, satisfaciendo sus propios intereses y someter a los sectores populares a los dictados del neoliberalismo capitalista, tal como ya se ha visto en diversidad de naciones que sufren los estragos del recetario fondomonetarista.

Por tales motivos, se hace preciso pasar cuanto antes a la ofensiva revolucionaria en vez de mantenerse en una posición defensiva que sólo estimula a la oposición a redoblar sus planes conspirativos, confiada en que ya le llegó la hora de adueñarse del poder, pero ésta debe ser acompañada activamente, en todo momento, por las diferentes organizaciones del poder popular revolucionario. Al mismo tiempo, debiera facilitársele a estas últimas la conformación de espacios propios, con la mayor independencia posible, donde puedan desarrollar todo su potencial creativo respecto a la construcción del socialismo bolivariano del siglo XX y, de esta forma, asegurar la continuidad y profundización de las iniciativas trazadas con este propósito por el Presidente Hugo Chávez.-

Etiquetas: , , , ,

13/02/2015 14:38 Homar Garcés #RyS. LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA No hay comentarios. Comentar.

CUANDO LA OPOSICIÓN SE DESESPERA

20150213195302-subastas-judiciales-venta-desesperada-imposible-760931.jpg

El magnicidio programado este 12 de febrero contra del Presidente Nicolás Maduro, nos da a entender que la oposición está desesperada, echando a un lado cualquier tipo de racionalidad y de garantía de paz social en nuestro país. Su conducta es, indudablemente, fascista al menospreciar la vida, no sólo del Presidente Maduro, sino de todo venezolano, puesto que su plan sería ejecutado en un acto público, algo que jamás se había visto en Venezuela desde la década de los sesenta del pasado siglo.

Ahora volverá la oposición a negar una vez más su vinculación con este y otros planes terroristas, haciendo ver que todo es producto de la fantasía gubernamental y sin concederle ningún grado de veracidad a las evidencias recabadas, ya que su estrategia es hacerle creer al pueblo que su único interés y su lucha es en defensa de la democracia y las libertades públicas cuando todos sabemos que ella responde a los lineamientos imperialistas de Estados Unidos.

Con este nuevo intento desestabilizador, la dirigencia derechista le hace el juego a lo previsto por el gobierno de Estados Unidos en su documento de Estrategia de Seguridad Nacional 2015, cuyo presidente, Barack Obama, adelantó la pretensión de torcerles el brazo a algunos países cuando no hacen lo que quiere el régimen imperialista estadounidense a través de métodos económicos, diplomáticos y a veces militares.

No se puede obviar este último elemento al medir el eventual escenario de una crisis de ingobernabilidad que pueda presentarse en territorio venezolano. En todas las circunstancias en que la oposición derechista se impuso el acoso y derrocamiento del Presidente Chávez -lo mismo que ahora con Nicolás Maduro- siempre hubo la injerencia imperialista de Estados Unidos. Es frecuente la alusión de sus funcionarios gubernamentales respecto a la violación de los derechos civiles, la persecución política y la vinculación con el terrorismo y el narcotráfico internacionales por parte del gobierno chavista, de modo cíclico, buscando influir en la opinión pública y así disponer de los argumentos requeridos para una intervención más directa en los asuntos internos venezolanos.

De igual forma hay que considerar que a la oposición le carcome la posibilidad de perder los escaños que ocupa en el parlamento nacional, además de no obtener los resultados esperados con el sabotaje económico al cual ha sometido a la población venezolana. Ambas cosas le han hecho precipitarse con este atentado, contando con un escenario de crisis generalizada que obligara a las fuerzas armadas a exigirle la dimisión inmediata de Maduro. Sin embargo, no han sabido calibrar el verdadero espíritu popular, lo que les conduce una y otra vez al fracaso en su ambición de adueñarse del poder y de los dividendos de la renta petrolera.-

Etiquetas: , , , , , ,

13/02/2015 14:53 Homar Garcés #RyS. LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA No hay comentarios. Comentar.

UNA UTOPÍA NADA ILUSORIA

20150217233244-utopia.jpg

      Los sectores populares confrontan desde hace ya quince años en Venezuela todas las maniobras inventadas y por inventarse de los grupos de la oposición, por lo que sería completamente estúpido confiar que mediante llamados al amor y a la paz, o dándole dólares a granel, éstos recapacitarían y abandonarían sus planes para desequilibrar y eliminar el gobierno actual. Sin duda, esta es una confrontación entre dos concepciones: una que defiende a ultranza la soberanía nacional y el derecho de los venezolanos a la autodeterminación mientras que la otra, defendida por la oposición, nada más plantea vivir de las migajas del imperialismo yanqui, imitando el estilo de vida estadounidense, revistiéndose de un complejo de superioridad como jamás se había observado antes desde la época colonial.

      Pero, si se escudriña bien en la lectura de los diferentes acontecimientos históricos sucedidos en este país de nuestra América, se notará que ellos se originan del hecho que las elites dominantes mantuvieron invisibilizados, explotados, discriminados y marginalizados a la gran mayoría -constituida por los sectores populares-, aun cuando adujeran representar y ser la mejor dirigencia democrática de este lado del planeta, contando siempre con el beneplácito del imperialismo gringo y de sus grandes corporaciones petroleras. Esto produjo conflictos de todo tipo a lo largo del tiempo, magnificándose luego que Hugo Chávez obtuviera por voluntad popular la banda presidencial en las elecciones de 1998, promoviendo una Constitución que modificó el esquema tradicional de las relaciones de poder en Venezuela y una revolución bolivariana, nacionalista, latinoamericanista y de corte socialista todavía en construcción.

         Tal realidad no se puede dejar pasar por debajo de la mesa. Más cuando la clase dominante desplazada no se resigna tan fácilmente a su nuevo status, calculando que el incremento de sus caudales ya no se hará más a la sombra de la renta petrolera. Por ello, echa mano a clichés pasados de moda, pero que, en su presunción, debieran reflejar los mismos miedos e intereses de la mayoría poblacional. Este conocimiento de las cosas que pasan en Venezuela habría que profundizarlo en cada espacio del territorio nacional.

       Para lograrlo, es necesario que así lo hagan las diversas Misiones sociales creadas por el Presidente Chávez, de modo que se entienda cabalmente la existencia de una lucha de clases perdurable que -a pesar del dominio cultural-ideológico ejercido por muchas décadas por la clase dominante- no podrá desconocerse bajo ningún concepto, especialmente cuando se considera que la misma ya se hizo evidente el 27 de febrero de 1989 al aplicarse el paquete de medidas económicas neoliberales impuestas por el FMI, así como durante los sucesos acaecidos tras el golpe de Estado del 11 de abril de 2002 y del sabotaje económico de 2002-2003 cuando se sometió al pueblo a un desabastecimiento general de mercancías y servicios que causó a la nación grandes pérdidas económicas, de las que apenas se ha recuperado, sin castigo aún para los culpables. Estos acontecimientos han de refrescarse para que se tenga en cuenta lo que está en juego actualmente y no dejar todo al azar, esperando que las cosas se resuelvan por sí solas, sin contar con una movilización y un protagonismo permanentes de los sectores populares, los que, al fin y al cabo, harán posible la utopía nada ilusoria de una revolución bolivariana socialista.-       

Etiquetas: , , , , , ,

17/02/2015 18:32 Homar Garcés #RyS. LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA No hay comentarios. Comentar.

¿APLICARÁ ESTADOS UNIDOS SUS OPERACIONES DE BANDERA FALSA EN VENEZUELA?

20150225222213-eeuu-banderabinaria.jpg

Coincidencia o no, llama la atención que el 6 de febrero de 2015 el presidente Barack Obama haya establecido en su doctrina de seguridad nacional 2015: «Estamos del lado de los ciudadanos cuyo pleno ejercicio de la democracia está en peligro, como los venezolanos». Seis días después, el Presidente Nicolás Maduro denunció la «Operación Jericó» mediante la cual se procedería a su asesinato y derrocamiento del gobierno venezolano.

Según se ha revelado, en este complot contra el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela estarían implicados, además de Estados Unidos, varios gobiernos. Al parecer, Alemania se encargaría de la protección de los ciudadanos de los países de la OTAN durante el golpe contra Nicolás Maduro, a Canadá le correspondería controlar todo movimiento en el aeropuerto internacional de Maiquetía, Israel ejecutaría los asesinatos de algunos chavistas prominentes, mientras que al Reino Unido se le encomendaría la propaganda de los golpistas, a fin de revestir al nuevo gobierno de la legitimidad requerida.

Todo esto da cuenta de los niveles de intervención en los asuntos internos de Venezuela, lo que podría precipitar la puesta en práctica de operaciones de bandera falsa. A través de éstas, serían efectuados atentados y montajes, planeados para atribuírseles al gobierno y a los movimientos políticos chavistas, a fin de desatar mayores conflictos en el país que “ameriten” la ayuda internacional, es decir, la invasión de las tropas norteamericanas, a semejanza de lo hecho en Europa con la Operación Gladio, una red clandestina secreta anticomunista que operó bajo la dirección de la OTAN y la CIA en plena Guerra Fría. Esto no sería ninguna novedad para el imperialismo gringo. En 1964 se le hizo creer a la opinión pública que barcos de Vietnam del Norte habían accionado sus armas contra otro de insignia estadounidense, lo que sirvió de pretexto desencadenar la guerra de Vietnam. Algo igual se planificó en el caso de Cuba y, de la misma forma, se llevó a cabo por parte del gobierno de George W. Bush una campaña para vincular a Irak con los ataques del 11 de septiembre de 2001 y así disponer de una justificación más idónea para atacar a este país del Medio Oriente.

Como lo refiere Bruno Sgarzini en su artículo Agresión de espectro completo: versión América Latina, extendiendo su análisis a la situación económica presentada en Argentina, Brasil y Venezuela, “el objetivo es caotizar la gobernabilidad mediante la construcción de una tensión social artificial dentro de una estrategia de guerra líquida para que en vez de dedicarse a avanzar en los nuevos desafíos necesarios y particulares de cada país se caiga en los temas sin ‘resolución’ instalados por la contra para que sirvan de autogolpes en la cara para los procesos sociales y su deslegitimación ante sus pueblos”. Logrado tal objetivo, no es descartable la posibilidad que el imperialismo y sus subalternos recurran a operaciones de bandera falsa y produzcan alguna situación enmarañada en estas naciones con la cual, de una u otra manera, buscarían producir -eventualmente- la caída de sus gobiernos, lo que podría contrarrestarse de modo eficaz y contundente mediante una movilización popular antiimperialista y la solidaridad de los gobiernos y pueblos de nuestra América.-   

Etiquetas: , , , , , , , ,

25/02/2015 17:22 Homar Garcés #RyS. TEMAS ANTIIMPERIALISTAS No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris